Skip to content

Hacer dieta para adelgazar:
la clave para conseguir tu peso ideal

La vuelta de las vacaciones y los helados de más, nos hacen llegar al mes de septiembre, en muchas ocasiones, con mayor peso. Con el inicio del nuevo curso, llegan también esos primeros propósitos de bajar peso y conseguir nuestra figura ideal pero, muchos no sabemos ni por dónde empezar. 


¿Cuál es la clave para adelgazar y cumplir de una vez por todas con este objetivo personal tan recurrente? La solución, en la mayoría de casos, pasa por hacer dieta específica para adelgazar. Eso sí, con un plan personalizado, que combine hábitos de nutrición con prácticas deportivas y que no se base en dietas imposibles. Te lo cuento todo en este post

Hacer dieta para adelgazar

Buenos hábitos para adelgazar

La clave para adelgazar y mantenernos en nuestro peso ideal sin sufrir altibajos, es plantearnos cuáles son nuestros hábitos del día a día. Es necesario descubrir qué costumbres dañinas estamos realizando de manera repetida que contribuyen a un aumento de nuestro peso, para poder modificarlas.

Por ejemplo, es muy común consumir alimentos ultraprocesados como recurso para picar o matar el hambre. Estos productos no suelen aportarnos nutrientes de calidad, solamente una sensación de placer. Provocan, en la mayoría de los casos, que sobrepasemos la cantidad de calorías diarias necesarias.

Por otro lado, hábitos interiorizados como comer y beber en exceso el fin de semana, acompañar el café del desayuno con churros o galletas o aceptar cualquier dulce o snack que nos ofrecen nuestros compañeros del trabajo, hacen que nos alejemos de nuestro peso deseado. 

En resumen, una de las claves para adelgazar, es implantar hábitos saludables en nuestro día a día y eliminar aquellos que nos perjudican.

La importancia de las calorías para adelgazar

Pero, ¡ojo! Adelgazar no es lo mismo que cambiar la composición corporal. Según cuáles sean nuestros objetivos físicos y deportivos, será necesario ir un paso más allá y cambiar la forma en la que nos alimentamos

Para eso, un punto importante es poner atención en las calorías. Debemos conocer cuál es la cantidad de calorías que necesitamos según nuestra complexión, hábitos deportivos y objetivos, y ser conscientes de la ingesta calórica que estamos haciendo diariamente. De esta forma, conoceremos en qué punto estamos y conseguiremos una bajada (o un aumento) de peso.

Todos los alimentos que vamos ingiriendo, van sumando calorías. Por ejemplo, en un gramo de aceite de oliva, encontramos 9Kcal, lo que supone una ingesta calórica muy elevada. Además, hay que tener en cuenta que según cuáles sean tus objetivos, necesitarás priorizar la ingesta de unos macronutrientes frente a otros.

El papel de la actividad física para perder peso

¿Y basta con tener en cuenta simplemente la alimentación? ¡Para nada! Es muy importante combinar las dietas para adelgazar, con la práctica de actividad física. No es lo mismo bajar de peso sin practicar nada de deporte, que hacerlo con unos índices de grasa más bajos y unos índices de masa muscular más altos debido a la actividad física. 

Para conseguirlo, es muy útil desarrollar unos hábitos deportivos en consonancia con el plan de nutrición que vayas a seguir. Esto se logra más fácilmente, con el asesoramiento personalizado de un nutricionista deportivo que desarrollará una planificación nutricional y de entrenamiento adaptada a tus objetivos.

Dieta para adelgazar

Dietas para perder peso

Si has llegado hasta aquí, ya conoces la importancia de los hábitos saludables y de la actividad física, en combinación con las dietas, para conseguir tu peso ideal. 

Por último, debes tener en cuenta que existen distintos tipos de dietas según tu perfil deportivo y tus objetivos. Si quieres conocerlas en profundidad y conseguir tus metas nutricionales, ponte en contacto conmigo para descubrir el método el Nuevo Yo y estaré encantado de ayudarte.

¿Necesitas una dieta para perder peso?

Si quieres dar un paso al frente para bajar de peso definitivamente, sin efecto rebote, este es el lugar indicado para comenzar. Encontraremos una meta realista y accesible y trabajaremos en ella y, recuerda, no importa cuál sea tu punto de partida.